Viaje

Elegir la sillita para el bebé

Consejos para elegir la silla de auto adecuada para el niño

come-scegliere-il-seggiolino-auto-per-un-neonato

Desde su primer viaje en coche a casa desde el hospital, la sillita para el coche es esencial para recibir al recién llegado con total seguridad. Aquí te mostramos algunos consejos para una elección razonada y consciente.

La silla del coche es el primer pequeño paso  que tomamos para proteger a nuestro bebé y mantenerlo a salvo de los riesgos del mundo exterior.

Por lo tanto, es esencial elegir el mejor modelo de silla, que sea capaz de garantizar la seguridad y la comodidad del bebé, y la practicidad y rapidez de instalación y colocación para los papás.

 

Sillas de coche grupales y multi-grupales.

Para los recién nacidos, es posible elegir entre dos tipos sillitas para el coche: grupo 0 y multi-grupales.

Las primeras se venden junto a los cochecitos dentro de sistemas modulares o tríos, y son sillitas homologadas desde el nacimiento hasta 13 kg de peso. Se pueden colocar con un simple clic en el cochecito y se pueden usar como silla de auto para los primeros viajes en el coche. Este tipo de sillas siempre debe instalarse a contramarcha en dirección contraria a la conducción, siguiendo las instrucciones de instalación y desactivando siempre el airbag, si está presente. Se recomienda que estén equipadas con un cojín mini-reductor que asegura la posición semi-acostada del bebé, asegurando la correcta postura de la cabeza, el cuello y el tronco.

Las sillas multi-grupo, por otro lado, son aquellas sillas que siguen más etapas del crecimiento del niño. Se instalan a contramarcha cuando el bebé es recién nacido hasta 13 kg (aproximadamente 15 meses), gracias a la presencia de cojines mini-reductores que acogen y protegen adecuadamente al bebé. Una vez que el niño vaya creciendo, las sillas podrán colocarse en sentido a la marcha y acompañar al niño durante el resto de viajes. Se ajustan al crecimiento y estatura, y cada vez es más habitual encontrar sillas de coche en el mercado que permiten llevar al niño en sentido contrario a la marcha durante más tiempo para una seguridad mayor.

 

¿Por qué instalar las sillas de coche a contramarcha?  

Independientemente del modelo que elija, el asiento debe instalarse a contramarcha al menos hasta 15 meses del bebé. 

Muchos estudios muestran que colocar el asiento en dirección contraria a la marcha evita exponer al niño a riesgos potenciales de lesiones o traumatismos en la cabeza y el cuello, ya que están correctamente apoyados y las fuerzas que se generan en caso de impacto se distribuyen en un área más grande.

También podría interesarte...

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo