CHICCO SHOP CLUB

Regístrate ahora y llévate 5€ de dto. en todas nuestras tiendas.
Entérate cómo aquí.

El aire que se respira

Para proteger al bebé de las alergias y de las enfermedades de las vías respiratorias, deberás prestar atención al aire que se respira también dentro de casa.

file

Para garantizar el bienestar del niño haciéndole respirar aire limpio hace falta poner especial atención no sólo en la contaminación ambiental y en el tráfico urbano, sino también en el aire que se respira dentro de casa. Un aire saludable protege a tu hijo ante alergias y enfermedades de las vías respiratorias, además de mejorar en el día a día la calidad de su sueño y de su enfoque alimentario. En los ambientes cerrados, en especial con escasa ventilación, se concentran varios agentes contaminantes (polvo finos e impurezas), alérgenos (pólenes, pelos de animales y ácaros) y microorganismos (hongos, mohos, esporas y bacterias).

 

Estos elementos son la causa de numerosas reacciones alérgicas y enfermedades de las vías respiratorias, en aumento hoy en día  entre los niños en edad preescolar. Para tu hijo, cuyo sistema inmunitario todavía no está completamente desarrollado y maduro, será esencial que disminuya la concentración de sustancias dañinas dentro de casa.

 

Entonces ¿qué hacer? Ante todo es importante reducir la exposición a alérgenos utilizando aparatos para filtrar, controlando asimismo la humedad y la temperatura de los ambientes en los cuales permanece el pequeño. Además, deberás aplicar las normas higiénicas más comunes: ventilar las habitaciones durante el día, evitar calentarlas excesivamente, no exponerle al humo pasivo, evitar que entre en contacto con objetos o juguetes en los que el polvo se puede acumular, utilizar almohadas y colchones con fundas anti-ácaros aunque él no haya manifestado reacciones alérgicas.