Babero Pelicano 6M+

6m+

Babero fácil de usar y de limpiar con bolsillo recogedor de migas y comida.


o


Un  babero práctico con bolsillo recogedor fácil de utilizar y limpiar

Realizado en material Ligero y suave, este babero cuenta con una práctica forma que recoge la comida sin adherirse y sin causar manchas en la ropa del bebé. Es muy fácil de limpiar, ¡e incluso se puede meter en el lavavajillas!
bolsillo recoge migas

Recoge resto de comida y migas

Toda la comida cae en el bolsillo del babero, recogiendo así los restos de comida sin dejar manchas.

babero fácil de limpiar

Material suave fácil de limpiar

El babero es muy fácil de limpiar, y se puede lavar en el lavavajillas sin problemas.

babero fácil de utilizar y enganchar

Ajustable en 5 posiciones

Gracias a su cuello ajustable, este babero pelícano acompaña a tu bebé en su crecimiento.

  • Información técnica

Código de producto: 00016302300000

Dimensiones:

16 x 21 x 4,5 cm

Peso:

80 gr

+ MÀS DETALLES

MÀS INFORMACIÓN

  • Babero de material suave y ligero.
  • Con práctico bolsillo recoge migas.
  • Se puede lavar en el lavavajillas.
  • 0% BAP según la legislación vigente.

- MENOS DETALLES

  • Entrega estandar en toda España al coste de 7€
  • Envío gratuito en pedidos superiores a 49.90€
  • Entrega rápida de 1 a 3 días laborables
  • El tiempo de entrega en las islas puede ser superior a 30 días laborables
  • Su solicitud será gestionada después de la confirmación de su pago. Así pues, el tiempo de entrega dependerá de la fecha en la que se realice el pago.
  • Devolución siempre garantizada dentro de los 14 días siguientes a la recepción del pedido
  • Información técnica

    Código de producto: 16302300000

    Dimensiones:

    16 x 21 x 4,5 cm

    Peso:

    80 gr

    + MÀS DETALLES

    MÀS INFORMACIÓN

    • Babero de material suave y ligero.
    • Con práctico bolsillo recoge migas.
    • Se puede lavar en el lavavajillas.
    • 0% BAP según la legislación vigente.

    - MENOS DETALLES

Osservatorio

Sabías que...

... los bebés prefieren el sabor dulce porque les recuerda el sabor del líquido amniótico y el de la leche materna.