La piel del bebé es sensible y delicada, naturalmente...

Descubra la evolución de la piel de su bebé y consejos de cómo curarla mejor.

Cuida de tu bebé dentro y fuera

La evolución de la piel desde el embarazo

El desarrollo de la piel comienza ya en los primeros días del embarazo y continúa en los primeros años de la vida del niño.

La piel continua su evolución de forma natural, su labor es mejorar siempre su función de barrera frente a los agentes externos.

bebé y mamá abrazados
la-piel-del-bebe-2

La protección natural comienza desde el embarazo...

Durante el último trimestre del embarazo la piel es protegida por la “vernix caseosa”, una fina capa de color blanco-amarillento compuesta por agua, ceras y sustancias lipofílicas con acción protectora.

Esta protección natural se pierde en los primeros días de vida.

la-piel-del-bebe-3

La delicadeza desde el primer día...

En el momento del nacimiento, la piel de bebé es frágil y delicada y por tanto con mayor riesgo de deshidratación e irritación. Son tres las principales diferencias con la piel del adulto.

la-piel-del-bebe-4

Piel fina

La piel es más fina, vulnerable y tres veces más permeable a sustancias externas.

la-piel-del-bebe-5

Piel seca

La piel produce una menor cantidad de grasa cutánea y la regulación de la hidratación aún no es óptima, por lo que resulta más seca y deshidratada. 

la-piel-del-bebe-6

Piel irritable

El pH menos ácido de la piel del bebé la hace más propensa a posibles irritaciones. 

Cuida de la piel de tu bebé, como cuando estaba dentro de ti, con la nueva línea Natural Sensation.

Descubre la cosmética Chicco inspirada en la composición de la “vernix caseosa”, que ofrece una protección natural para la delicada piel de tu bebé y contiene sólo lo que su piel necesita.