Viaje

Etiquetas de homologación

La carta de presentación de las sillas para el coche.

niño en silla de coche

La etiqueta de homologación naranja de las sillas del coche infantiles representa una especie de tarjeta de identificación de la silla e indica sus características fundamentales.

Todas las empresas que producen sillitas para el coche deben cumplir con los requisitos de la Directiva Europea que define los criterios de diseño, aprobación y producción.

Por lo tanto, antes de su comercialización, cada producto está sujeto a un procedimiento especial de homologación por parte de laboratorios certificados que garantiza que las sillas de coche infantiles cumplan con los requisitos legales. 
Para obtener la aprobación, los sistemas de retención de niños deben pasar dos tipos diferentes de pruebas, de naturaleza estática y dinámica. 

Los estáticos se refieren a los componentes estructurales físicos y químicos del asiento, mientras que los de naturaleza dinámica, por otro lado, evalúan la reacción del asiento durante la fase de impacto. 

Una vez que pase el ensayo de homologación, las sillas de coche se lanzan al mercado con una etiqueta de homologación. 

Pero... ¿Cómo leer esta etiqueta de las sillas de coche?

La etiqueta de homologación es fácilmente identificable gracias a su color naranja.

Toda la información y las principales características del producto se resumen en ella y generalmente se aplican en la parte posterior o en la base del asiento. 

En primer lugar, es esencial verificar que la etiqueta esté presente, esta es la primera gran garantía de la calidad del producto que debemos de conocer antes de comprar la silla ya que es la que confía la seguridad de su hijo.

Esta información contenida en la etiqueta:

  • Marca/Fabricante.
  • Compatibilidad con el vehículo.
  • Grupo de masa (peso del niño).
  • País donde se obtuvo la homologación (1 Alemania, 2 Francia, 3 Italia, 4 Países Bajos, 5 Suecia, 22 Reino Unido).
  • Número de homologación.
  • Número de serie/lote.
  • Normativa de homologación.

 

¿Es seguro comprar la silla de segunda mano?

En cuanto a los sillas de coche se refiere, la seguridad y funcionalida de un producto ya usado no está garantizado .

De hecho, la sillita podría estar dañada o mostrar un desgaste no perceptible a primera vista pero que podría comprometer la seguridad de tu hijo. Y por supuesto, no es recomendable usar sillas que hayan estado involucrados en accidentes.

Las pruebas dinámicas realizadas en laboratorios certificados muestran que algunas partes de la silla que hayan sufrido un accidente o que haya sido sometidas a un uso prolongado, pueden ceder más fácilmente. 

Otro aspecto a considerar es que las sillas de coche de segunda mano, heredados de algún amigo o pariente, probablemente no estén provistos con el manual de instrucciones, que es esencial para asegurar la instalación y el uso correctos de la sillita.

También podría interesarte...

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo