Cambio y baño

¡Hora de cambiar el pañal!

Cómo escoger la crema balsámica para el cambio de pañal de tu bebé.

crema-cambio-pannolino

Cambiar el pañal a tu bebé es una tarea frecuente que debe hacerse en el lugar más cómodo y práctico posible, eligiendo el pañal más adecuado para el pequeño. La limpieza y el tratamiento de la piel del culito y los genitales de tu bebé son especialmente importantes.

 

Aseo y prevención.

Es crucial que la piel del recién nacido, tan delicada y sensible, reciba un tratamiento de limpieza y protección después de cambiarle el pañal. Elige productos de cuidado de la piel del bebé no agresivos que le protejan eficazmente de las posibles irritaciones causadas por residuos orgánicos.

Una vez que hayas retirado con cuidado los restos del pañal, comprueba atentamente el estado de la piel. Es posible que la encuentres ligeramente irritada con un poco de rojez, pero también puede ser que la piel presente puntos de color rojo vivo, con una superficie suave y brillante. Pueden afectar a los genitales, el interior de los muslos y el culito. En estos casos, aplica una crema balsámica protectora que aporte alivio y evite otras formas de enrojecimiento. Aunque la piel no muestre signos de rojez, es buena idea aplicar una crema balsámica de todas formas para prevenirlo. Así mantendrás su piel sana e intacta y evitarás la irritación.

 

Cómo aplicar la crema.

La cremas y pastas balsámicas deben aplicarse en la piel perfectamente limpia, sin restos de suciedad. Estos productos actúan formando una fina película protectora que se adhiere perfectamente a la piel limpia del bebé y evita de forma eficaz el contacto directo con las heces y la orina. Si la piel tiene restos de excrementos, la pasta los fijará a la piel, causando un contacto prolongado que no hará sino provocar rojez e irritación.

También podría interesarte...

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo