Comer

El plato como nuevo amigo

Cubiertos y vajillas infantiles, llamativos y alegres, que se convertirán en sus aliados en esta nueva experiencia.

piattino-per-amico

Los cubiertos, platos, vasos o cualquier tipo de vajilla infantil son de gran importancia durante la etapa de crecimiento y autonomía del bebé: deberán ser unos objetos agradables y alegres, para contribuir a crear una atmósfera sosegada a la hora de comer y aprender a utilizarlos por ellos mismos.

 

Lo ideal sería que los platos tengan una base de goma antideslizante, para evitar que el pequeño lo haga caer desplazándolo con las manitas, y que esté hecho de un material irrompible. Por otro lado, si tu hijo es muy lento a la hora de comer, un plato térmico ayudará a mantener bastante tiempo la temperatura óptima de los alimentos. 

Las dimensiones tienen que ser reducidas, adecuadas para sus exigencias. Recuerda que no es bueno exagerar con las cantidades, puesto que una papilla demasiado abundante puede sobrar, quitándole las ganas al pequeño: eso acabaría generando una actitud negativa hacia la comida y resultaría frustrante para ti.

Los cubiertos deberían tener un mango ergonómico antideslizante, para que el niño pueda agarrarlos y empezar a utilizarlos por sí solo, y de material suave antimordiscos para que no les hagan daño en la boca ni se deformen al morderlos.

También podría interesarte...

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo