50% en una selección de juguetes

Aprovéchate de esta oportunidad del 1 de junio al 31 de julio. Participar es muy sencillo y podrás hacerlo en 3 pasos.

Vamos de paseo

El paseo diario no es un simple pasatiempo, sino el origen de muchos estímulos y experiencias importantes para el niño.

file

Estar al aire libre y gozar de los rayos del sol para el niño es una novedad, además representa una verdadera diversión, un antídoto contra el aburrimiento y el nerviosismo por los días pasados dentro de casa. 

A él le gusta salir y observar lo que ocurre a su alrededor: coches llamativos, grandes autobuses ruidosos, personas que pasean, perritos con sus dueños: todas esas imágenes alimentan su curiosidad y su fantasía. Habrá que organizar todo lo necesario para el cambio y la merienda, sin olvidar una chaqueta finita por si acaso la temperatura bajara y… ¡a la calle!

La silla de paseo es un aliado básico: ligera, manejable, fácilmente plegable y fácil de guardar en el maletero del coche con todos sus accesorios: plástico de lluvia para los días de mal tiempo y también algo para proteger de los rayos del sol. No olvidemos que resguardar los ojos delicados del niño es importante aunque el sol no sea muy fuerte; utilicemos pues una capota protectora o una sombrilla bien orientada para quitar el reflejo. Una sillita que se pueda posicionar de frente a mama es ideal para compartir la experiencia del paseo, charlando y comentando juntos las cosas que se ven, el paisaje y las personas.