Chicco Shop Club

Te aportará importantes ventajas y promociones exclusivas. Regístrate y consigue 5€ de dto. ¡Entra ahora!

Suavidad en su piel

Vestir y desnudar al recién nacido parece algo complicado: tan pequeñito, surge el temor a hacerle daño…

file

En los primeros días de vida, vestir y desvestir al recién nacido puede parecer difícil: pensar en cómo meter sus pequeñas piernas o los bracitos tan frágiles en un body inspira temor a hacerle daño. En realidad, las prendas íntimas suelen tener aberturas pensadas para favorecer la tarea de poner y quitar sin problemas, siendo fáciles de cerrar aunque el niño no colabore. 

Habrá que poner mucha atención a la hora de elegir los tejidos, sin olvidar nunca que su piel es delicada: en primer lugar el algodón porque es suave, natural, transpirable, además de higiénico y resistente, incluso después de los muchos lavados a los que se verá sometido. En los meses fríos el pequeño estará bien calentito en un body de lana-algodón, con la cara de algodón en contacto con la piel para que la lana no le moleste. Al lado del algodón clásico hoy en día encontramos el algodón orgánico, procedente de agricultura biológica: no habiendo sido tratado mantiene inalteradas las cualidades originales de la fibra. Es perfecto para los primeros días y aún más en caso de que el niño tenga un cutis especialmente sensible. Antes de comprar una prenda íntima habrá que fijarse bien en la suavidad de las costuras y en los otros detalles si queremos evitar posibles irritaciones. Por la misma razón será mejor quitar las etiquetas interiores de las prendas.