50% en una selección de juguetes

Aprovéchate de esta oportunidad del 1 de junio al 31 de julio. Participar es muy sencillo y podrás hacerlo en 3 pasos.

La cuchara, la gran desconocida...

Durante el destete, el bebé tiene que aprender una nueva forma de comer, utilizando herramientas hasta ahora desconocidas para él.

file

Puede suceder que el recién nacido, acostumbrado a alimentarse succionando la leche, tenga dificultades para adaptarse a la cuchara. Se aconseja dejársela, también cuando no tenga que comer, para que se vaya familiarizando y se entretenga llevándosela a la boca. Con la misma cuchara se le puede ofrecer agua o manzanilla, para que él entienda que ésta será la nueva manera de alimentarse.

Para los más pequeñitos la cuchara deberá ser suave, asegurando máxima delicadeza en las encías, y con empuñadura anatómica, con el fin de favorecer su agarre. El tamaño ideal es aquél de una cucharita para el té: nunca deberá estar llena, y no habrá que ofrecérsela antes de que haya tragado lo que ya tiene en la boca. Para ayudarle, sobre todo en las primeras fases del destete, se deberá meter en la boca solamente hasta la mitad de la lengua.