Chicco Shop Club

Te aportará importantes ventajas y promociones exclusivas. Regístrate y consigue 5€ de dto. ¡Entra ahora!

Intentando llevar las molestias del embarazo.

Pequeñas incomodidades, como el aumento de pecho y la tripa, no pueden evitarse durante el embarazo.

file

El cuerpo se transforma de manera gradual, adaptándose a los cambios naturales de la gestación. Las hormonas hacen que el pecho esté más tenso y duro, las líneas se redondean y la tripa empieza a molestar al moverse... por no hablar de los caprichos debidos a los repentinos cambios de humor. Se trata de pequeñas molestias compensadas por la gran alegría de la espera.

Cuidar de tu propio cuerpo es una manera de participar en la transformación iniciada, además de un gesto de amor hacia una misma y hacia el bebé que está a punto de llegar. 

Seguir una dieta variada y equilibrada, eliminar alcohol, té, café, tabaco, practicando una vida sana con paseos relajantes al aire libre, será lo mejor para la madre y el niño.  

También es importante ponerse ropa cómoda, lencería íntima específica como un sujetador de tejido natural, que sujete bien el pecho que ha crecido, con tirantes anchos para distribuir mejor el peso... o una faja que aligere la tripa y sujete la espalda. Son maneras excelentes de mimarse, intentando prevenir los dolores lumbares.